La Organización de las Naciones Unidas y sus Estados Miembros adoptaron el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, como el marco mundial para reducir significativamente el riesgo de desastres, y la consecuente pérdida de vidas humanas, modos de subsistencia, la salud, y todo tipo de bienes de las personas, comunidades y países. En este 2020 corresponde hacer una revisión del cumplimiento de las metas.

Por ello se realizará un encuentro internacional del 14 al 16 de enero, inicia mañana martes, con el fin de facilitar el diálogo con actores de diferentes niveles de gobierno y el aprendizaje mutuo entre ciudades sobre temas de reducción del riesgo de desastres y la construcción de resiliencia, además de  la formulación de soluciones y alternativas a los desafíos con los que las ciudades y regiones participantes se enfrentan.

“Cabe mencionar,  que en el tema de reducción del riesgo de desastres, los gobiernos locales son, como siempre,  el gobierno más cercano a las personas y su territorio, son los primeros ejecutores, por ello esta semana realizaremos un taller internacional sobre este tema con las municipalidades, ya que debemos coordinar con la Comisión de Nacional Emergencias para el cumplimiento de las agendas globales, y lo más importante el bienestar de la población“ explica la directora ejecutiva de la UNGL, Karen Porras .

La actividad la organizan en conjunto  Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU),  ONU-Hábitat, la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones de Gobiernos Locales (FLACMA), la Confederación  de Asociaciones  de Municipalidades de Centroamérica y el Caribe (CAMCAYCA) y la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL).

La apertura la realizó el alcalde Johnny Araya,  Copresidente de FLACMA y CGLU;  alcalde Juan Pablo Barqueo,  Presidente de CAMCAYCA  y UNGL;  Alexander Solís, Presidente Ejecutivo de la Comisión Nacional de Emergencias y Presidente Pro Témpore del CEPREDENAC;  Esteban León, representante ONU-Hábitat, coordinador del Perfil de Resiliencia de Ciudades y Ana Thorlund, representante la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres UNDRR.